jueves, 9 de octubre de 2008

09.10.08 / Guacimara y David

Querían hacerse fotos con el mar de testigo. Decidimos ir a la Cicer, en la playa de Las Canteras, para aprovechar el último rayito de sol (siempre luchando con la luz). Las nubes tormentosas aportaron fuerza y dramatismo a las imágenes, dulcificadas por el evidente amor de Guaci y David. Nos despedimos, quedando en vernos en la celebración,  pero el azar quiso que al coger nuestros coches nos volviéramos a encontrar en el parking del Auditorio. El resultado fue una foto distinta, fresca, espontánea.... 
Muchas veces una buena fotografía es fruto de una controlada improvisación.
Nacho



No hay comentarios:

Publicar un comentario